Nieve blanca y … ¿rosa?

Cuando pensamos en la nieve siempre le adjudicamos en el adjetivo blanca, por eso, cuando vemos paisajes nevados cubiertos con nieve rosa nos parece una imagen irreal, perteneciente a un mundo de fantasía, pero es muy real y tiene una explicación científica.

Seguir leyendo

Anuncios